constelaciones familiares y transgeneracional

La terapia transgeneracional y las constelaciones familiares son terapias de carácter sistémico, centradas en trabajar y sanar aspectos psico-emocionales relacionados con nuestra forma de vincularnos con nosotros mismos y con el entorno.

 

Somos seres sociales, tenemos necesidad de pertenecer a un colectivo y, ya desde el nacimiento, nos vinculamos afectivamente con otras personas (padres, hermanos, abuelos, pareja, amigos, compañeros de trabajo...). Por otro lado, también nos relacionamos de determinadas formas con nosotros mismos o con aspectos de nuestra vida:  nos relacionamos con nuestra autoestima, con nuestras emociones, con nuestro cuerpo y nuestra salud, con el trabajo, con el dinero, con la vocación, con nuestros proyectos personales... 

 

La terapia transgeneracional y las constelaciones familiares  se centran en ayudar a la persona a resolver conflictos del presente a través de una mirada sistémica que, además de lo personal y biográfico, tiene en cuenta el contexto familiar o grupal al que pertenece la persona.

 

Para ello, no solo se exploran los hechos significativos que ha vivido la persona a lo largo de su vida, sino que se tienen en cuenta también las vivencias y destinos de los antepasados que pueden estar influyendo negativamente en nuestro presente y manifestándose en forma de síntomas, dificultades, bloqueos, patrones repetitivos u otros desórdenes.  


 

 

¿CÓMO PUEDE SER QUE LAS VIVENCIAS DE MIS ANTEPASADOS ME ESTÉN INFLUYENDO EN EL PRESENTE?

 

Muchos de los conflictos, bloqueos o dificultades que vivimos tienen origen en la familia: lo que les sucedió a nuestros padres, abuelos y a otros antepasados - que quizás no hemos ni siquiera llegado a conocer - y en su momento no quedó bien concluído, puede estar teniendo repercusiones en nuestra vida presente y casionándonos dificultades, bloqueos en algunas áreas de nuestra vida o dificultades.

 

Cuando en el seno de la familia se han vivido situaciones difíciles o dolorosas y han quedado emociones pendientes de procesar, estas emociones quedan grabadas en el inconsciente familiar y son transmitidas en forma de "herencia psíquica" a los descendientes para que puedan concluir o reparar todo aquello que en el pasado quedó pendiente de cerrar. 

 

Algunos ejemplos de las situaciones dolorosas y destinos difíciles de nuestros antepasados que pueden estar influyendo en nosotros son: la exclusión de algún miembro familiar, experiencias de abusos sexuales, malos tratos, adicciones, trastornos mentales, enfermedades, guerras, catástrofes naturales, robos, asesinatos, estafas, problemas con una herencia, relaciones de pareja difíciles, frustraciones y anhelos no realizados, abortos, fallecimientos traumáticos, etc. Todos estos hechos pueden dejar improntas en las generaciones siguientes, quienes seguirán viviendo sus consecuencias o repitiendo destinos de forma inconsciente hasta que no sanen las emociones y los asuntos que quedaron pendientes de cerrar en el pasado. 

 

 Por ejemplo, una persona acude a terapia y desea explorar un sentimiento de pena profunda que lleva consigo desde hace muchos años y cuyo origen es desconocido. Al estudiar el árbol geneálogico, descubrimos que su abuela tuvo siete hijos, de los cuales solamente sobrevivieron tres. El duelo por el fallecimiento de sus cuatro hijos fue tan doloroso que la abuela congeló sus emociones y no pudo expresar el dolor y la pena profunda que le producieron la muerte de sus hijos. Así, esa emoción quedó congelada y fue transmitida inconscientemente a las siguientes generaciones, siendo vivida intensamente en este caso por el nieto, quién toda la vida ha convivido con un sentimiento de pena profunda que no asocia a ningún hecho concreto de su vida. 

 

¿QUÉ SITUACIONES GENERAN DESÓRDENES SISTÉMICOS? BERT HELLINGER Y LOS ÓRDENES DEL AMOR

 

Una de las necesidades básicas para la supervivencia del ser humano es la de pertenencia. Nacemos en el seno de una familia y a lo largo de la vida formamos partes de distintos grupos humanos: la escuela, la ciudad, el país, ciertos colectivos socioculturales o religiosos, el grupo de amistades, la pareja, la empresa en la que trabajamos...  Desde la mirada sistémica, cada uno de estos grupos humanos o sistemas posee una inteligencia propia, llamada "el alma del grupo". Esta inteligencia grupal, que Jung llamó también el inconsciente colectivo, funciona según determinadas reglas y mecanismos de compensación cuyo propósito es mantener el equilibrio en el sistema. 

 

Bert Hellinger, creador de las constelaciones familiares, propuso  "Los órdenes del amor" como una serie de leyes que explican el funcionamiento de los sistemas o colectivos humanos. El derecho a pertenecer al grupo, el respeto por las jerarquías y el equilibrio entre el dar y el tomar son las tres leyes que todo sistema humano debe respetar para mantener el orden y el equilibrio. Cuando en un grupo se infringen alguna de estas tres leyes, entonces se producen desórdenes sistémicos que afectan de alguna forma más o menos grave a las distintas personas que forman parte del sistema, así como al funcionamiento armónico del colectivo.

 

PRIMER ORDEN - PERTENENCIA: Todos tienen derecho a pertenecer al grupo. Si algún miembro del grupo es excluído, el sistema familiar se resiente puesto que falta uno de sus miembros. Entonces, algún otro miembro del grupo se verá, inconscientemente, empujado a ocupar el lugar de la persona que ha sido excluída para reemplazarla. Esto genera desórdenes más o menos graves en el grupo, y sus consecuencias se verán reflejadas en los descendientes en forma de dificultades, bloqueos, enfermedades, trastornos u otros síntomas. 

 

Algunos ejemplos de exclusiones son: abortos que no tienen su lugar entre los hijos de una pareja, ex-parejas con las que hubo una ruptura difícil, perpetradores o personas que han inflingido daño a alguien, personas con trastornos mentales graves que han sido apartadas del grupo, víctimas de abusos que vivieron en soledad y silencio esas circumstancias, ruptura de relaciones con algún familiar por disputas relacionadas con herencias u otros hechos, personas que fallecieron trágicamente y de las que nadie habla, situaciones que se viven con vergüenza o con culpa y que son silenciadas, miembros de la familia que son recordados únicamente por lo trágico de su destino...

 

SEGUNDO ORDEN - JERARQUÍA: En los grupos existen unas jerarquías de antigüedad que deben ser respetadas, así el que llegó primero tiene un poco más de prioridad que el que llegó después. Algunos desórdenes se producen cuando no se respeta el orden de llegada de los miembros de una familia. Por ejemplo, un hijo que inconscientemente esta ejerciendo de "papá" con su madre. Este hijo ha dejado de ocupar el lugar que le corresponde en relación a su madre, para adoptar un rol paternal con su madre. Este intercambio de roles, cuando es sostenido en el tiempo, genera consecuencias tanto para el hijo - que no puede vivir su propia vida - como para la madre - que quizás se pueda sentir infantilizada o invalidada en sus funciones de madre -.

 

TERCER ORDEN - DAR Y TOMAR: En toda relación entre iguales debe existir un rquilibrio entre lo que se da y lo que se recibe. La única excepción a esta ley se da en la relación entre padres e hijos, en la que los padres dan la vida a los hijos y los hijos no pueden devolver a los padres nada tan grande como lo que han recibido, así que lo único que pueden hacer los hijos es tomar con gratitud este regalo y pasarlo hacia las generaciones venideras o hacia sus proyectos personales.  

 

 

¿QUÉ TEMAS PUEDES TRABAJAR EN UNA SESIÓN TERAPÉUTICA?

 Con esta terapia puedes trabajar cualquier tipo de bloqueo, dificultad, malestar, creencia limitante, miedo o síntoma que estés viviendo en estos momentos. Habitualmente, podemos tratar temas relacionados con...

  • Síntomas, malestares, bloqueos y patrones repetitivos de tipo psicológico, emocional o conductual: miedos, fobias, inseguridades, baja autoestima, abandono, rechazo... en general, todo aquello que tenga que ver con sentimientos crónicos o sin causa identificada de tristeza y pena profunda, vergüenza, rabia, estados depresivos, duelos y pérdidas, etc.  
  • Bloqueos y dificultades en el campo de la profesión, la vocación y la autorrealización. 
  • Bloqueos en temas relativos a la prosperidad, la abundancia y la economía: relación con el dinero, deudas, sentimientos de carencia, problemas económicos recurrentes, etc. 
  • Bloqueos en el área de las relaciones sociales y afectivas: dificultades para vincularse afectivamente a los demás, sentimientos de exclusión, abandono, rechazo, traición, injusticia...conflictos con otras personas (amigos, familiares, parejas, jefes...). 
  • Bloqueos y dificultades en el ámbito de las relaciones de pareja y la sexualidad: patrones que se repiten en tus relaciones, dificultad para encontrar una pareja, bloqueos en la sexualidad, relaciones tóxicas, maltrato y abusos emocionales  sexuales,...
  • Bloqueos y dificultades en el área de la salud física y psicológica: síntomas y patrones de salud o enfermedad que se repiten en el árbol familiar, adicciones, trastornos de alimentación o de sueño, estados depresivos, ansiedad u otras enfermedades de carácter psicosomático. El trabajo terapéutico relativo a temas de salud es un acompañamiento y apoyo complementario que te permite tomar consciencia de la raíz transgeneracional de tu síntoma y desprogramarlo a nivel inconsciente, en ningún caso sustituye a un tratamiento médico.  

¿CÓMO ES UNA SESIÓN INDIVIDUAL DE TRANSGENERACIONAL Y CONSTELACIONES?

 

En una sesión terapéutica pasamos por tres fases: una entrevista inicial, el análisis del árbol familiar y la intervención terapéutica para modificar los contenidos de tu inconsciente que te están ocasionando bloqueos o conflictos. 

  • Entrevista inicial: encuadramos, centramos y concretamos el tema que trabajaremos en la sesión. Exploramos la dificultad, el bloqueo o el conflicto que estás experimentando y definimos unos objetivos de trabajo para la sesión.  
  • Representación y análisis del árbol para detectar desórdenes sistémicos: Representamos tu árbol familiar a partir de la información que traes a consulta y realizamos un estudio y análisis para detectar  las posibles dinámicas o desórdenes del sistema familiar que pueden estar originando tu conflicto o bloqueo actual. 
  • Sanación: Realizamos una intervención terapéutica mediante una constelación individual, visualizaciones, hipnosis, actos simbólicos u otras técnicas gestálticas para que puedas modificar estas "imágenes internas inconscientes" que te ocasionan conflicto y transformarlas en "imágenes internas sanadoras", es decir, en recursos positivos que puedan potenciar tu bienestar y ayudarte a superar tus dificultades. 

¿CUÁNTAS SESIONES DE TERAPIA SON NECESARIAS PARA VER CAMBIOS? 

 La terapia transgeneracional es una terapia breve, enfocada en encontrar soluciones en un número mínimo de sesiones. Habitualmente, son suficientes entre una y tres sesiones de terapia transgeneracional para solucionar nuestro conflicto y ver cambios importantes. El número de sesiones variará según sea la complejidad del tema que quieras abordar durante la terapia, en el primer encuentro valoraremos juntos si con una sesión es suficiente o si será necesaria alguna otra sesión para completar el trabajo. 

 

En mi experiencia, he visto cambios muy rápidos, positivos y sorprendentes en muchas personas que me cuentan que antes de acudir a mi consulta llevaban mucho tiempo tratando de desbloquear ciertos temas y malestares pasando por numerosas terapias y obteniendo resultados poco o nada exitosos.  La eficacia de esta modalidad de terapia se basa en que la intervención se realiza a un nivel profundo de la mente, el nivel inconsciente, y así podemos reprogramar el conflicto de raíz, dar salida a las emociones subyacentes que generan el malestar o el bloqueo y modificar las imágenes internas que generan el conflicto, para generar nuevas imágenes e informaciones internas más sanas y equilibradas. 

 

¿QUÉ INFORMACIÓN NECESITAS PARA TRABAJAR EN LA SESIÓN?

 Para realizar una sesión de transgeneracional deberás tener a mano cierta información sobre tus antepasados (hermanos, padres, abuelos, bisabuelos). A continuación encontrarás una lista de toda aquella información que deberías recopilar para crear tu árbol durante la sesión. 

  • Nombres de hermanos, padres, abuelos y bisabuelos.
  • Fechas de nacimiento, día/mes de hermanos, padres, abuelos y bisabuelos. 
  • Fechas de defunción, día/mes y causas del fallecimiento de los familiares. 
  • Muertes prematuras o trágicas: suicidios, muertes de recién nacidos, muertes inesperadas por accidente o enfermedad, abortos provocados o espontáneos, asesinatos, ...
  • Otros datos y hechos destacados en la historia familiar: profesiones, enfermedades, guerras, ruinas económicas, disputas por herencias o usurpación de bienes, secretos familiares (hechos silenciados que fueron vividos con vergüenza y pudor en relación a temas tabú de dinero, sexo, muerte, etc. ), incestos , abusos sexuales, malos tratos, hijos ilegítimos o fuera de matrimonio, violaciones, violencia, etc. 

Si no tienes acceso a toda esta información, simplemente trae toda aquella información que te sea posible recopilar. Podemos trabajar igual aunque no tengamos acceso a determinados datos ;) 

 

ACERCA DE LAS SESIONES 

  • Sesión de 1 hora 30 minutos.
  • Modalidad presencial: Badalona (zona centro) o Barcelona (Gràcia y Poblenou)..
  • Modalidad a distancia: encuentro por skype
  • Valor de la sesión: 65 euros. 

 

¿Quieres solicitar más información, comentarme tu caso o agendar una consulta de terapia transgeneracional y constelaciones?

Puedes comentarme tu motivación para realizar la consulta, exponerme tu caso o realizar cuualquier pregunta acerca del funcionamiento de estas sesiones de terapia poniéndote en contacto conmigo por mail, teléfono o a través del formulario de contacto de la web que encontrarás siguiendo el siguiente enlace: